El actor y el análisis de sistemas-mundo. Comentarios a Blau y Wieviorka. Por Immanuel Wallerstein

30 10 2009

Ambos, Blau y Wieviorka, escriben reseñas amigable y apreciativamente de los dos volúmenes editados por Wilma Dunaway y, usan la ocasión para reflexionar más generalmente acerca del análisis de sistemas-mundo tanto como modo de esfuerzo intelectual y como un esfuerzo institucional dentro de las estructuras del conocimiento. Ambas son altamente laudatorias. Ambos ubican sensiblemente el análisis de sistemas-mundo dentro de su contexto histórico. Pero ambos, casi con lamentación, encuentran que falta algo. Sin embargo, lo que cada uno echa de menos en estos volúmenes, y quizás mas generalmente en los análisis de sistemas-mundo, es algo diferente de lo que cada uno echa de menos, quizás incluso su contrario.

Blau está preocupada de que los análisis de sistemas-mundo no vayan aún más allá “en sus análisis críticos e interpretativos del sistema-mundo contemporáneo”. Ella está en la búsqueda de un lenguaje (aún no existente) “que nos de la apertura para analizar la justicia, reconciliación, inclusión, paz  derechos humanos”. Creo que Wieviorka se preocupa precisamente de lo contrario. El riesgo “para este importante y dinámico grupo” yace, dice él, en “que caigan en la trampa de la ideología”, de estar tan seguro acerca de la más grande crisis del capitalismo que “no podría preocuparse en sí mismo de los procesos históricos concretos”, tales como, por ejemplo, lo que explica el ataque de Osama Bin Laden en el 11 de Septiembre. Este error existe aparentemente, a pesar del hecho de que Wieviorka nota que las contribuciones consistentemente “vinculan los datos empíricos con una aproximación teórica, que señal de una buena ciencia social”.

Pero mirando más de cerca sus declaraciones, uno puede ver una forma en que sus reservas separadas parecen converger. Blau se queja de que el análisis de sistemas-mundo “nos precipita salvajemente, como sus sujetos, adentro de esferas de incertidumbre y caos”. Y Wieviorka se queja de que “los actores no son los sujetos de estudio per se”. Ellos son vistos, menciona él, como meramente “reaccionando a las contradicciones del sistema”. Asi que, estamos de regreso, otra vez, a lo que quizás es el debate más viejo dentro de las ciencias sociales y quizás de la sociología: la relación entre sistema y actor, estructura y agencia, lo “objetivo” y lo “subjetivo”.

¿Debería defender que ese es un arenque rojo? Todos somos productos de las estructuras en que estamos localizados, y todos estamos constreñidos por sus procesos y contradicciones. Por otra parte, todos somos parte de estos procesos, y todo lo que hagamos afecta muy obviamente el funcionamiento de estas estructura. Esto es, por supuesto, una cuestión de evaluación empírica de cuánto afecta o altera una acción individual en un tiempo específico a las estructuras globales. Y una evaluación realista, nos ayuda a entender los límites y las posibilidades de nuestras acciones. Y una evaluación realista, de las acciones individuales y colectivas de los actores nos ayuda a anticipar la posible trayectoria de las estructuras que estamos analizando.

El análisis de sistemas-mundo ciertamente toma esta imbricación como un supuesto central. Entonces, ¿por qué esto es frecuentemente criticado por no hacerlo? Primero que todo, noten de dónde viene el criticismo: no solamente de los devotos de una sociología de la acción (à la Touraine o Lazarsfeld), sino de marxistas de muchas franjas, los devotos de la elección racional y los posmodernistas. Y esta lista de críticos es escasamente exhaustiva. Esto es obviamente una panoplia bastante diversa de críticos que tienen muy poco en común. ¿Qué es lo que tiene el análisis de sistemas-mundo que los hace a todos insistir que esto está desatendiendo al “sujeto” o “actor”? Pienso que es así porque todos tienden a tener un sujeto o actor favorito en mente, y ellos creen que aquéllos a quienes critican están menos impresionados con el poder y/o centralidad de su sujeto/actor. Y quizás lo estamos.

Personalmente, tengo unas reglas generales simples en el intento de entender qué es lo que ocurre en una situación específica bajo escrutinio. Primero, localizar y esbozar las limitaciones estructurales e institucionales. Después, asumir que todos los actores están actuando para optimizar un objetivo, que es en su visión o su posición, deseable y por eso racional. Y ver qué tan lejos te lleva esto. Esto nunca explicará todo. Entonces, y sólo entonces, busco por explicaciones residuales. Esto normalmente te lleva a lo que se llama como lo subjetivo o el actor.

Pues si yo quiero entender un fenómeno que tanto Blau como Wieviorka están muy interesados, el islam político en el mundo contemporáneo, primero trataría de esquematizar los límites histórico-mundiales del tiempo presente (la creciente polarización de la economía-mundo capitalista, los realineamientos geopolíticos que están sucediendo y las memorias de los errores históricos de todo tipo de movimientos antisistémicos). Después, trataría de mirar este entretejido conjunto de limitaciones desde el punto de vista de los musulmanes en varias partes del mundo (líderes, intelectuales, personas ordinarias) y enfatizar con lo que ellos creen que son sus alternativas realistas. De ahí, trataría de ver cómo el lenguaje del islam político y los movimientos basados en este lenguaje son considerados que sean modos racionales de acción por aquellos que usan este lenguaje. Y vería qué tan lejos me lleva esto. Y después, añadiría varios factores contingentes específicos al grupo inmediato en cuestión. Y esto me daría una explicación plausible. Yo consideraría hacer el análisis en esta forma el usar el análisis de sistemas-mundo, y no podría ver yo mismo cómo esto sería un ejercicio en que de alguna manera estaba desatendiendo lo “subjetivo” o el “actor”.

Texto publicado en: Contemporary Sociology, Vol. 34, No. 1 (Jan., 2005), pp. 9-10

Autor: Immanuel Wallerstein

Traductor: Luis Garrido


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: