¿Cómo podría solucionarse el problema del sistema universitario chileno? Glosas al petitorio de la CONFECH

18 05 2011

La gran marcha estudiantil del pasado jueves 12 de Mayo, puso en el tapete una vez más el descontento de los estudiantes —escolares y universitarios— con respecto al modo en que está organizado el sistema de educación chileno. No soy experto en el tema de educación, ni pretendo serlo; pero como parte de una sociedad que se califica de “democrática” —o que al menos aspira a serlo— se puede considerar válida la opinión que venga de cualquier persona. Aquí me gustaría dar opiniones en torno a los problemas que existen en el sistema universitario chileno, sin pretensiones de abordarlo en su totalidad sino en algunos de sus aspectos. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




El neoliberalismo en el capitalismo mundial. Las estrategias capitalistas contemporáneas para revertir la rentabilidad decreciente

25 10 2009

El siguiente trabajo tratará de ver cuál es el significado del neoliberalismo en el contexto del capitalismo mundial. Para el trabajo, nos haremos cargo principalmente de ciertos textos de Marx así como de Raúl Prebisch, y de otros autores. Cabe destacar aquí que no haremos la historia del neoliberalismo sino ver cuál es el trasfondo real de dicho viraje político-económico en el sistema-mundo capitalista. Lo que veremos aquí en primer lugar, es que la “globalización” no comenzó precisamente con el neoliberalismo y más adelante al dar como explicación de la misma a las llamadas TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) sino que es algo inherente al mismo capitalismo como lo menciona Marx. En segundo lugar, veremos cuáles son los supuestos económicos del neoliberalismo y su significación en la re-mercantilización de los servicios públicos así como en la mercantilización de la cultura formando así un consumo individual narcisista; o lo que hoy en día se conoce como “soberanía del consumidor”. En tercer lugar, el significado del neoliberalismo en relación a la fuerza de trabajo y la precarización del mismo a través de la flexibilidad laboral Lee el resto de esta entrada »





La “crisis del siglo diecisiete”. Por Immanuel Wallerstein

24 10 2009

“Es claro que el siglo diecisiete —con una economía-mundo más grande de lo que lo era en el siglo dieciseis— vio una nueva división de riqueza, bajo el estandarte de una competencia multifacética, sin trabas de lealtad, feroz y premeditada, puesto que el declive y la estagnación fueron pobres consoladores: nada fue cedido, todo fue tomado que pudiese ser tomado, ya sea del vecino o del distante rival” [F. Braudel, P. Jeannin, J. Meuvret, R. Romano]

Comenzaré con una perspectiva histórico-mundial sobre el subdesarrollo. ¿Qué significa eso? Esencialmente dos cosas. Primero: que los procesos económicos en el mundo moderno toman lugar en el marco de un sistema que podríamos llamar economía-mundo capitalista, y que el “subdesarrollo” es por eso meramente un término descriptivo para esa parte de los procesos (procesos, no estado de cosas) encontrados en las áreas periféricas de esta economía-mundo. Segundo: que ni el “desarrollo” o el “subdesarrollo” de cualquier unidad territorial específica puede ser analizado o interpretado sin acomodarlo en los ritmos cíclicos y tendencias seculares de una economía-mundo como un todo. Lee el resto de esta entrada »





Raúl Prebisch e Immanuel Wallerstein: teóricos del subdesarrollo

26 03 2009

Al revisar bibliografía sobre Raúl Prebisch e Immanuel Wallerstein, no se han encontrado textos que comparen realmente sus propuestas teóricas de análisis del subdesarrollo. En primer lugar, si bien ambos comparten ciertas premisas teóricas ello no quiere decir que al utilizar los mismos conceptos —como “relación centro-periferia” por dar un ejemplo— signifiquen necesariamente lo mismo. En segundo lugar, hay que destacar que sus propuestas analíticas surgieron en tiempos históricos diferentes, y en particular cierto pensamiento de Prebisch influyó a Wallerstein. En tercer lugar, sus influencias intelectuales son bastante distintas entre ambos; Prebisch fue influenciado principalmente por la teoría económica de Keynes, mientras que la herencia que influyó a Wallerstein fue mucho más vasta, desde el mismo Karl Marx, pasando por ciertos conceptos de Prebisch y la “teoría de la dependencia”, hasta la “escuela” historiográfica francesa Annales (en particular por Fernand Braudel). Y en último lugar y no menos importante, tiene que ver con los orígenes geográficos de ambos intelectuales los cuales determinan hasta cierto punto la forma cómo ellos apreciaban su realidad histórico-social que los rodeaba. Prebisch miraba “desde la periferia”, mientras que Wallerstein miraba “desde el centro” lo cual hace que sus percepciones del subdesarrollo sean cualitativamente distintas. Este pequeño texto no pretende ser una exposición exhaustiva acerca de los aportes teóricos de ambos autores sobre el subdesarrollo, sino que pretende dar algunos lineamientos y pautas generales acerca de las diferencias entre ellos. Lee el resto de esta entrada »





La necesidad de una reforma laboral progresista. Por José Cademártori

11 03 2009

En el Washington Post del 25 de Febrero a página completa apareció un pronunciamiento firmado por 40 destacados economistas y académicos de EE.UU. Entre los firmantes se encuentran tres famosos Premios Nobel de Economía – Kenneth Arrow, Robert Solow y Joseph Stiglitz, además de los conocidos académicos Judish Bhagwati, Richard Freeman, Dani Rodrik, Lester Thurow, James Galbraith y Jeffrey Sachs (este último, después de haber sido asesor de reformas neoliberales en Bolivia, Polonia, Rusia y otros países, renunció abiertamente a sus antiguas doctrinas). Entre los suscriptores de la declaración hay cinco profesores de Harvard, cuatro del MIT, tres de Columbia y catedráticos de variadas y destacadas universidades del país. Lee el resto de esta entrada »





Chile y su inserción en el sistema-mundo capitalista, o sobre los conceptos de “integración económica” y “globalización”

5 03 2009

Se suele dar por hecho y, casi sin duscusión alguna, que a partir aproximadamente de la década de los ‘70 del siglo XX estamos viviendo por primera vez lo que se conoce por “globalización”. La globalización es comprendida como un proceso en el cual hay una creciente interdependencia —fundamentalmente económica— entre los países: lo que sucede en el Estado-Nación A le afecta al Estado-Nación B, y viceversa. Con esa parte de dicha definición estoy completamente de acuerdo, sin embargo, el concepto es definido normativamente o mejor dicho, prescriptivamente, como si su definición fuese el “deber ser” de dicho fenómeno. Ese encasillamiento normativo dice que la globalización es un proceso que beneficia a todos los países por igual; también sostiene que es un proceso inclusivo y en donde que cada vez  existe más integración (en todos los ámbitos). Pero al mirar lo que acontece en el mundo y cómo ha sido históricamente, uno se puede dar cuenta que eso es mero “ilusionismo retórico”. Incluso, al analizar más a fondo lo que es la globalización, uno puede apreciar que esa definición normativa de dicho proceso es totalmente funcional al discurso dominante del neo-liberalismo. Este discurso neo-liberal acerca de la globalización, afirma que éste es un proceso nuevo (de apenas los años ‘70), y que asi mismo genera lo que se llama como “integración económica” a nivel interestatal con el fin de formar bloques regionales. Lee el resto de esta entrada »





Por qué está condenado al fracaso el paquete de estímulos económicos (David Harvey)

5 03 2009

No tiene pocas ventajas ver la crisis de nuestros días como una erupción superficial generada por derivas tectónicas profundas en el dispositivo espacio-temporal del desarrollo capitalista. Las placas tectónicas están ahora acelerando su desplazamiento, y casi con toda seguridad se incrementará la probabilidad de que las crisis del tipo de las que han venido ocurriendo más o menos desde 1980 se hagan más frecuentes y más violentas. El modo, la forma, la espacialidad y el momento de esas disrupciones superficiales resultan prácticamente imposibles de predecir, pero se puede afirmar casi con certeza que se repetirán con frecuencia y profundidad crecientes. De manera, pues, que los acontecimiento de 2008 hay que situarlos en el contexto de unas pautas de mayor calado. Que esas tensiones sean internas a la dinámica capitalista (sin excluir acontecimientos dañinos aparentemente externos, como una pandemia catastrófica), es el mejor argumento, según dejó dicho Marx, “para que el capitalismo desaparezca y se abra camino algún modo de producir alternativo y más racional”. Lee el resto de esta entrada »